La Serenisima

La gente de La Serenisima nos invitó a controlar las palomas en su planta de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Un problema de muy difícil solución está ahora solucionado.
La gente de La Serenisima nos planteo un problema muy difícil, ya habían probado redes para aves, búhos plásticos, globos de ojos ridículos, pinchos, barriletes, ultrasonido para palomas, sonido para palomas que imitaban los gritos de depredadores, pero una vez más, lo único que logró solucionar el problema de control de aves fueron los equipos Exodus para control de palomas. Hoy nos encontramos planeando las futuras instalaciones de equipos para liberar definitivamente la planta de esta plaga. La colaboración de todo el personal es digna de ser destacada ya que la complicación de la planta y la sensibilidad y niveles de exigencia de calidad dificultaban la instalación. Una vez más una empresa Argentina nos ayuda a perfeccionar el mejor sistema electrónico de control de plagas del mundo.